Cada vez que Adamari López comparte una nueva imagen, video o mensaje en sus plataformas digitales, captura la atención de millones de seguidores. Sus publicaciones generan una variedad de reacciones, desde positivas hasta menos favorables, pero siempre causan un impacto significativo en su audiencia, especialmente en las mujeres que se identifican con ella en diferentes aspectos difíciles de la vida, como el cáncer que padeció la boricua en el pasado y del que salió victoriosa de una forma muy valiente o la constante lucha que tuvo Ada para logar bajar de peso algo que ya pudo cumplir gracias a la dieta y el ejercicio constante.


Recientemente, la destacada personalidad puertorriqueña tomó una decisión valiente y consciente de que sería objeto de críticas. Sin embargo, la relevancia del mensaje que deseaba transmitir superaba cualquier posible juicio negativo que pudiera recibir, en la fotografía, Adamari aparece radiante y feliz en traje de baño. Era evidente que esta imagen, especialmente después de su notable pérdida de peso, tendría un alcance global y suscitaría diversas opiniones, sin embargo ella tomó la decisión valiente de hacerla pública para dar una lección que es de suma importancia de aprender especialmente en las mujeres que han bajado mucho de peso o han sido mamás por medio de una cesaría o incluso han enfrentado el cáncer como lo hizo ella y es aprender a amar la figura tal y como es a pesar de todo lo que se ha pasado en la vida.

Lo que sorprendió a muchos fue la ausencia de filtros en la imagen que compartió la actriz y conductora, una herramienta comúnmente utilizada especialmente por los famosos para enmascarar imperfecciones y mostrarse con sus fans como una figura perfecta en vez de un ser humano natural de carne y hueso como la mayoría de la sociedad. En lugar de eso, Adamari optó por mostrar su cuerpo de manera natural en traje de baño disfrutando de un día soleado como cualquier persona, sin ocultar las marcas de la maternidad y el sobrepeso.



Las reacciones a la imagen fueron diversas, desde elogios hasta críticas, pero Adamari se mantuvo firme en su decisión de compartirla ya que para ella era de suma importancia darle una lección de esa magnitud a su público y mostrar la realidad de como es ella sin tanto vestido de marca ni maquillajes especiales que la hacen ver tan arreglada como se acostumbra ver siempre su imagen en televisión algo que no todo el tiempo es así y con dicha instantánea la ‘ojiverde’ dejó claro que es una mujer con defectos e imperfecciones como todas ya que de eso se trataba el mensaje que quería transmitir con su público y lo logró. En una entrevista con Molusco TV, explicó su motivación detrás de la publicación y enfatizó la importancia de aceptarse a uno mismo sin pretender ocultar la realidad. Su mensaje, inspirador y sincero, resonó especialmente entre las mujeres que han experimentado cambios similares en sus cuerpos debido a la maternidad y la pérdida de peso.